Seventh-Day Adventist Church

FILADELFIA “Un Pueblo una Esperanza”

Menu

PASTOR

“Dios tiene una iglesia, y esta tiene un ministerio designado divinamente. ‘Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo’.[...] “Hombres designados por Dios han sido escogidos para velar con celoso cuidado y vigilante perseverancia, para que la iglesia no sea destruida por los malos designios de Satanás, sino que subsista en el mundo y fomente la gloria de Dios entre los hombres” (Testimonios para los ministros, 1977, pp. 52, 53).

Los pastores ordenados, nombrados por la Junta Directiva de la Asociación para actuar como pastores de las iglesias o directores de distrito, no reemplazan al presidente en las iglesias o en los distritos en que les toca actuar; no están dotados de facultades administrativas, como el presidente, sino que cooperan con él en la ejecución de los planes y en el cumplimiento de todos los reglamentos de la Asociación. Al ser asignado a una iglesia local, el pastor ordenado es asistido por los ancianos locales. El pastor está, en virtud de su ordenación al ministerio, calificado para oficiar en todos los ritos y las ceremonias de la iglesia. Debe ser el líder espiritual y consejero de la iglesia, instruir a los oficiales de la iglesia en sus deberes, y planear con ellos todas las áreas del trabajo y la actividad de la iglesia.

El pastor es miembro de la Junta Directiva de la iglesia y actúa como su presidente. En caso de que el pastor prefiera ser dispensado de la responsabilidad de actuar como presidente de la Junta Directiva de la iglesia, un anciano servirá como presidente, en cooperación con el pastor (véase la p. 72). El pastor, con la ayuda de los ancianos, debe planificar y dirigir todos los servicios espirituales de la iglesia, tales como el culto regular del sábado de mañana y la reunión de oración, y oficiar tanto en el servicio de Comunión como en el bautismo. No debe rodearse de un cuerpo especial de consejeros de su propia elección, sino trabajar siempre en cooperación con los oficiales de la iglesia debidamente elegidos.

A los pastores o a los pastores asociados no los nombra ni los elige para esos cargos la iglesia local. Están conectados con la iglesia local en virtud del nombramiento de la Junta Directiva de la Asociación, y estos nombramientos pueden ser modificados en cualquier momento  Para darles a las personas la oportunidad de demostrar su llamamiento al ministerio, especialmente en lo que atañe a la ganancia de almas, la Asociación les concede, a los candidatos, una licencia ministerial. La concesión de esta licencia les confiere la oportunidad y el derecho de desarrollar el don ministerial.Los pastores con licencia ministerial están facultados para predicar, empeñarse en el evangelismo, liderar a la iglesia en el trabajo misionero y ayudar en cualquier actividad de la iglesia.

FAMILIA PASTORAL DISTRITO PARAISO: Pastor David Doria y Monica Gonzales