Seventh-Day Adventist Church

FILADELFIA “Un Pueblo una Esperanza”

Menu

BIENESTAR DE LOS NIÑOS

Los Adventistas del 7mo Día afirman el derecho de cada niño a tener un ambiente alegre y estable en su hogar, y la libertad y el apoyo de crecer para ser una persona  dedicada a Dios. En 1989, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció la importancia fundamental de los niños  asignando la "Convención sobre los Derechos del Niño". En armonía con muchos de estos nobles principios, y considerando el valor que Jesús dio a los niños cuando dijo, "Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis, porque de los tales es el reino de los cielos." (Mat. 19:14 ),  buscamos ayudar ayudar a los niños que sufren de las siguientes influencias destructivas:


Pobreza -  La pobreza impacta el desarrollo de los niños, robándoles la comida que necesitan, ropa y refugio, y afectando adversamente su salud y educación.  Analfabetismo - El analfabetismo hace que los padres tengan problemas para devengar ingresos para su familia o para que el niño pueda alcanzar su potencial.


Cuidados de salud deficientes -  Millones de niños no tienen acceso a servicios de salud por no estar cubiertos por un seguro apropiado o por vivir en un lugar donde el cuidado médico no está disponible.

Explotación o Vulnerabilidad - Los niños son corrompidos y explotados cuando son usados para trabajos arduos, conflictos armados, y  el placer sexual pervertido de predadores adultos, y son expuestos a material sexualmente explícito en los medios, incluyendo el Internet.

Viloencia - Cada año muchos niños tienen muertes violentas. La vasta mayoría de individuos que sufren en conflictos armados son mujeres y niños.Los niños llevan profundas cicatrices, tanto fisicas como psicológicas, aún después de terminado el conflicto.


En respuesta a los problemas y necesidades antes expuestos, los Adventistas del &mo Día han adoptado los siguientes derechos para los niños:

  • El derecho a un hogar amoroso y estable donde haya seguridad y libertad del abuso.

  • El derecho a comida adecuada, ropa y refugio.

  • El derecho a cuidados médicos y de salud.

  • El derecho a una educación que prepare a los niños para un rol positivo en la sociedad, desarrollando su potencial personal y permitiéndoles adquirir capacidades.

  • El derecho a una educación religiosa y moral en el hogar y en la iglesia.

  • El derecho a la libertad de la discriminación y la explotación.

  • El derecho a ser tratado como persona,  a ser respetado, y a desarrollar una autoestima  positiva.

Esta declaración fue votada por el Comité Administrativo de la Conferencia General de los Adventistas del 7mo Día para ser presentado en el Sesión de la Conferencia General en Toronto, Canada, 29 de junio - 9 de julio del 2000.

Volver a la Lista