Seventh-Day Adventist Church

FILADELFIA “Un Pueblo una Esperanza”

Menu

CLUB JUVENIL

La obra del Señor nunca podrá terminarse sin la participación de la juventud de nuestra iglesia. El futuro de esta causa depende de ellos. El Ministerio Juvenil, patrocinado por la Iglesia Adventista del Séptimo Día, está para salvar a nuestra juventud, entrenarla para el servicio e involucrarla en la acción. “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, por testimonio a todos los gentiles; y entonces vendrá el fin” (Mat. 24:14).

Consideremos la estructura del Ministerio Juvenil. Como todo buen edificio, éste está bien constituido. Veamos cada una de sus áreas: 

Aventureros (edad 6-9)Este programa es una experiencia preparatoria que los anima para entrar al club de conquistadores, y cumplir las clases y requisitos pertinentes. La edad de los aventureros es de 6 a 9 años  Los niños aventureros son los más pequeños de nuestros jóvenes; sin embargo, no son demasiado pequeños como para no inculcar en ellos el concepto de la salvación y el servicio. La Iglesia Adventista del Séptimo Día, conciente de su labor, y en cumplimiento de las Sagradas Escrituras, que nos mandan a "instruir al niño en su camino..." proporciona a través del Club de Aventureros, oportunidad para que los niños disfruten de verdadera felicidad y vivan más y mejor.

Conquistadores (edad 10-15):  En términos de importancia, la organización de los conquistadores es igual a la de los Jóvenes Adventistas. El ministerio de los Conquistadores abarca todas las actividades realizables a través de las clases progresivas, y pueden pertenecer a él niños y niñas entre las edades de 10-15 años. El programa de Conquistadores es un enfoque especial al ministerio de los menores y adolescentes en la forma de un club. Está diseñado para suplir las necesidades mentales, espirituales, sociales y físicas de los jovencitos. Es un programa no exclusivo, preparado primordialmente, para menores adventistas, y tiene un tremendo potencial para el evangelismo juvenil.
Los adolescentes entran a los años que corresponden a los conquistadores con anhelo y entusiasmo, como los niños que dejan la escuela primaria. Durante esa etapa, los niños experimentan cambios físicos, sociales y emocionales propios de la preadolescencia. Empiezan a separar su identidad de la familia y se identifican más con sus compañeros que con sus padres. Los adolescentes se cansan muy fácilmente de las actividades de la iglesia, y hasta pueden rebelarse, de vez en cuando, contra las normas del hogar y de la iglesia. Un club de Conquistadores activo, apoyado por un buen programa de escuela sabática de menores y adolescentes, puede ayudar a mantener a los jovencitos de estas edades involucrados e interesados en los planes y actividades de la iglesia. Nuestro deber es animar a los jovencitos adolescentes a que entiendan completamente el significado del compromiso con Jesús y las responsabilidades de ser un miembro de la iglesia.

Guías Mayores (edad: 16 años en adelante);  Los jóvenes que pasaron por las clases de Aventureros y Conquistadores adquirirán un compromiso de servicio, gracias a la influencia positiva recibida de los que fueron sus consejeros y dirigentes en esos años tan significativos para sus vidas. Ellos pueden ser estimulados a prepararse para apoyar a las nuevas generaciones de su iglesia, y que pueden ser alcanzados mediante el ministerio que se desarrolla en los clubes juveniles. El programa de Guías Mayores ha sido diseñado para preparar nuevos líderes y colaborar en los clubes de Aventureros y Conquistadores, proveyendo así una fuente maravillosa de recursos y servicio orientados hacia los más pequeños de la iglesia. Al hacer esto, también apoyan el ministerio de los padres a favor de sus hijos.